Cómo plantar berenjenas

Este delicioso vegetal morado es un pariente cercano del tomate y la patata, además tiene sus propias características únicas.

Cómo plantar berenjenas

La berenjena clásica es un vegetal de color morado oscuro y con forma de pera, pero puedes encontrar una cornucopia de varios colores y formas, que van desde el color lavanda al blanco. Pero para tener éxito con las berenjenas, tendrás que proporcionarles condiciones de crecimiento constantemente cálidas durante al menos tres meses. Las berenjenas que crecen en el suelo frío o expuesto a un clima frío son más propensas a tener problemas de insectos y enfermedades.

Plantación

Si plantas tus berenjenas dentro de casa, les darás muchas más oportunidades para que se conviertan en unas plantas fuertes y fructíferas. Debes plantarlas en el interior de 6 a 9 semanas antes de la última helada. Remoja las semillas durante la noche para fomentar la germinación, siémbralas a 0,5 cm de profundidad en una tierra suelta, como la vermiculita. Utiliza el calor inferior para mantener una temperatura del suelo de 26° a 32° C durante los 8-10 días requeridos para la germinación. Transplanta las plantas de semillero a macetas individuales una vez que midan 7 cm. Cuando por la noche en el exterior las temperaturas estén por encima de los 10° C, las debes exponer gradualmente al exterior para endurecerlas. Trasplanta tus plantas de semillero en macetas más grandes mientras esperas que el aire exterior y el suelo se calienten por lo menos a 21° C.

Planta las berenjenas en camas elevadas, para que se calienten rápidamente en primavera. Las plantas con mucho espacio son más sanas y más productivas, por lo que deben tener un espacio de entre 76 cm y un metro de distancia en todas direcciones. Vierte 1 a 2 tazas de té de compost alrededor de cada planta y aprieta el suelo suavemente.

Las berenjenas también son buenas para el cultivo en macetas, necesitas una maceta de 19 litros por planta.

Inmediatamente después del trasplante, debes eliminar las malezas invasoras. Puedes interplantar una planta de cosecha temprana, como la lechuga, entre los trasplantes de berenjena. Cuando las berenjenas florecen, aplicar más fertilizante líquido y repite la operación mensualmente. Para una mejor producción, las plantas necesitan ser regadas.

Cómo plantar berenjenas en macetas

Problemas

Los escarabajos pulga pueden hacer pequeños agujeros en las hojas, son las peores plagas de la berenjena. Para evitar este problema, mantén las plantas en el interior hasta el comienzo del verano o también puedes cubrir las plantas al aire libre con una cubierta flotante o aplicar sobre las hojas polvo de arcilla de caolín, si riegas o llueve, debes volver a aplicarlo. Si las plantas se infestan, puedes rociar Beauveria bassiana o spinosad y volver a guardar tus plantas hasta que sanen.

Si ves masas amarillas de huevos en la parte inferior de las hojas, tienes una plaga de escarabajos amarillos, debes eliminarlos manualmente. Esta opción también es eficaz para los gusanos picudos del tomate, que son orugas verdes con rayas blancas de 10 cm.

La enfermedad más común de la berenjena es la marchitez por Verticillium. Se puede evitar plantando variedades resistentes y por la rotación de cultivos.

Cosecha

Coge las berenjenas cuando la piel adquiera un alto brillo. Para probar, presiona la piel. Si puedes hundir un poco el dedo, la fruta está lista para la cosecha. Para cosechar, corta el tallo con un cuchillo o tijeras de podar. Las berenjenas se mantendrán durante 2 semanas si se refrigeran. Si al abrir la berenjena, las semillas en su interior se han vuelto marrones, el fruto puede tener un sabor amargo. La mejor manera de evitar esto es por recoger las frutas jóvenes, cuando han alcanzado 1/3 o 2/3 de su tamaño y ya están plenamente maduras.