Cómo plantar cebollas

Plantar cebollas es más fácil de lo que crees. Las cebollas se pueden consumir secas o frescas, crudas o cocidas, son un ingrediente indispensable en una variedad de sopas, ensaladas, panes y guisos. Son más fáciles de cultivar de lo que se podría pensar. Esta gran planta se puede colocar en las esquinas de tu jardín.

Cómo plantar cebollas

Tipos

Las cebollas vienen en una amplia variedad de formas, tamaños y colores. Las cabezas pueden ser de color blanco, amarillo o rojo, varían en tamaño, puedes encontrar cebollas pequeñísimas y grandes y también en foma (redondas, en forma de huso...).

La mayoría de las cebollas se pueden extraer cuando son jóvenes, los alimentos que conocemos como cebolletas, pero también existe un tipo de agrupamiento perenne, el Allium fistulosum, que produce las cebolletas superiores y son prácticamente a prueba de insectos y enfermedades. Cada bulbo se multiplica (A. cepa grupo Aggregatum) en un racimo, así que con cada cosecha, tendrás bulbos para plantar y así tener un suministro continuo.

La cebolla egipcia (grupo A. proliferum) produce un clúster en el extremo de un vástago largo con un segundo grupo que forma con frecuencia en la parte superior de la primera. También tiene un bulbo subterráneo, que es demasiado picante para comer. Otras plantas sabrosas incluyen el cebollino (A. schoenoprasum), cebollino de ajo (A. tuberosum) y los chalotes (A. Aggregatum).

Siembra

Puedes plantar tus cebollas desde esquejes o semillas. Los trasplantes, que son las plantas de semillero iniciadas en la época de crecimiento actual se venden en manojos y se encuentran disponibles en los viveros e Internet. Generalmente se forman buenas cebollas en un corto período de tiempo (65 días o menos), pero están sujetos a las enfermedades. La elección de los cultivares es algo limitada.

Los conjuntos son bulbos inmaduros cultivados el año anterior y ofrecen las opciones de cultivares más limitadas. Ellos son los más fáciles plantar, los más antigua de la cosecha y los menos susceptibles a las enfermedades.

Plantar cebollas desde la semilla ofrece una gran ventaja debido a la amplia selección de cultivares. El reto con el inicio de las semillas es que tu cultivo tendrá un máximo de 4 meses para madurar, los jardineros que viven en zonas frías durante el invierno tendrán que comenzar sus plántulas de cebolla en el interior.

Antes de comprar las semillas, infórmate si esa variedad puede prosperar en tu clima y tu latitud. Dependiendo del tipo que cultives, necesitarás que las cebollas puedan estar más o menos horas expuestas al sol, algunas necesitan hasta más de 12 horas de sol.

Las cebollas no aguantan mucho el frío, sobre todo en la primera parte de su crecimiento, por lo que se siembran en primavera, excepto en las áreas dónde los inviernos son suaves, en las que las cebollas se cultivan como cultivo de invierno.

Las semillas de cebolla se deben plantar de 4 a 6 semanas antes de la última helada o incluso antes, en el interior. Cuando las plantas de semillero de interior miden de unos 5 a 8 cm de alto, se deben endurecer exponiéndolas a las temperaturas nocturnas.

Cómo plantar cebollas en maceta

Al aire libre, se deben sembrar densamente en filas, aproximadamente a un centímetro de profundidad. Puedes intentar mezclar con semillas de rábano, tanto para marcar las líneas de plantación, como otro cultivo trampa para atraer a los gusanos lejos de las cebollas. Para los trasplantes o conjuntos, utiliza un plantador para hacer los agujeros de plantación de 5 cm de profundidad y de 10 a 15 cm de distancia. Utiliza más separación si vas a cosechar algunas plantas jóvenes como cebolletas. Para los conjuntos, abre un surco 5 cm de profundidad y coloca el tallo separado entre 10 y 15 cm de distancia y luego rellena el surco.

Directrices de crecimiento

Las prácticas que se utilicen dependerán del cultivo específico que estés plantando. En general, las cebollas crecen mejor si se mantienen bien escardadas. Usa un azadón afilado para eliminar las malas hierbas que pueden dañar las raíces superficiales de la cebolla. Una vez que el suelo se haya calentado, pon un mantillo alrededor y entre las plantas para desalentar las malas hierbas y mantener la humedad en el suelo.

Las condiciones de sequía causan que los bulbos se dividan, por lo que cuando sea necesario debes regar cada semana las cebollas; ten en cuenta que los trasplantes requieren más agua que las otras formas de plantación. Las cebollas no pueden competir con las malezas, por lo que es importante echar el agua directamente a las raíces de la cebolla.