Cómo plantar fresas

Las mejores fresas que jamás habrás probado, vendrán de tu propio jardín, porque las fresas bien maduras tienen un sabor rico, aromático e incomparable con sus homólogos de los supermercados. Podrás saborear la jugosidad que se libera en tu boca cuando comes fresas recién cortadas, ¿qué más razones puedes necesitar para tener tu propia plantación de fresas en casa?.

Cómo plantar fresas

Las primeras frutas maduran en primavera, así que las fresas son activos nutritivos para cualquier jardín. Las pequeñas y robustas plantas prosperan cuando se plantan en camas o filas preparadas adecuadamente o las dejas que se expandan sobre la parte superior de una pared. Las fresas pueden crecer perfectamente en macetas y cestas colgantes.

Ciclo de vida de la fresa

El éxito con las fresas empieza comprendiendo su ciclo de vida. Como la mayoría de las plantas perennes resistentes, las fresas marchitan en invierno y comienzan a crecer vigorosamente cuando el suelo se calienta en primavera. Después de dar fruto (a principios de febrero en climas más cálidos o en junio en climas más fríos), muchos tipos de plantas de fresas producen numerosos corredores con plantas pequeñas en las puntas. Esos corredores a menudo se arraigan en las inmediaciones, aunque todavía permanecen unidas a la planta madre. Cada planta puede producir no más de 3 plantas hijas cada verano.

Cultiva plantas en una maceta especial para fresas

En estos recipientes los frutos se mantienen limpios. Estas macetas especiales llamadas frascos de fresa son una manera eficiente para cultivar fresas. Cultivar esta fruta en tarros de fresa es limpio y fácil de aprender.

Agotadas por la producción de frutas y por la descendencia, las plantas de fresas suelen tomarse un segundo período de descanso durante la segunda mitad del verano. Cuando se deben mantener ligeramente regadas, la mayoría de las plantas madres y sus descendientes, se animan a seguir creciendo durante el otoño. A pesar de que puede parecer que las plantas de fresas se mantienen latentes en septiembre, éstas están ocupadas durante los meses de otoño en el desarrollo de las yemas que se convertirán en las flores en la próxima primavera.

En las zonas frías, las fresas se plantan en primavera para que estén bien enraizadas al invierno siguiente. Las macetas pueden ser replantadas a finales del verano y trasladarlas a un lugar fresco y protegido, como un garaje sin calefacción durante los meses más fríos.

En las zonas cálidas, las fresas se pueden plantar en otoño. Una vez establecida la plantación, sólo tienes que transplantar las plantas más saludables cada mes de septiembre y volverlas a sembrar en una zona recién renovada.

El cultivo de fresas no tiene por qué implicar tanto trabajo. En todas las áreas pueden crecer las fresas y además requieren poco mantenimiento.

Suelo, plantación y cuidados

Corta las plantas hijas para que la planta madre continúe enfocando su energía en la producción de fresas.

Estas plantas de fresa jóvenes están enviando su fuerza a los brotes. Si tus plantas de fresas producen muchos hijos, puedes colocar una pinza en la mayoría de ellos para permitir que la planta madre produzca más frutos.

Las fresas necesitan por lo menos 8 horas de pleno sol cada día y prefieren un suelo ligeramente ácido con un pH entre 5,5 y 6,8. Si los suelos en tu área son naturalmente alcalinos, lo mejor es cultivar fresas en otro medio, como macetas o recipientes grandes llenos de tierra. Las fresas también pueden ponerse de mal humor si viven sobre arcilla pesada, que debe ser generosamente modificada con hojas compostadas, aserrín totalmente podrido u otro tipo de materia orgánica antes de la plantación de las fresas. Después debes mezclar unos 10 cm de abono, rastrillear el suelo de arcilla en montículos para mejorar aún más el drenaje. Si el suelo es arenoso, simplemente elimina las malas hierbas y mézclalo con una capa de rico compost o estiércol descompuesto.

Cómo plantar fresas en casa

Existen muchas variedades de fresas, pero lo común en todas las variedades es que gocen de suficiente espacio entre ellas. Plántalas más o menos a medio metro de distancia. Hay algunas variedades, sin embargo (como Tristán y Loran), que producen pocas o ninguna plantas hijas ; éstas pueden estar espaciadas por unos 15 cm de distancia. Revisa la etiqueta de las semillas para tener una mayor información sobre el espaciado. Asegúrate de ajustar las plantas para que sus raíces estén bien cubiertas con tierra, pero el brote de crecimiento central o corona quede expuesto a la luz y al aire fresco. Esto es muy importante, ya que si entierras la corona, la planta podría pudrirse fácilmente. Riega de forma adecuada. Cualquier tipo de mantillo, como un plástico negro, paja u hojas de pino trituradas, mantendrá la tierra húmeda y las plantas limpias. Fertilizar la tierra te dará excelentes resultados. Planta tus fresas con tiempo para que puedan empezar a florecer a principios de primavera. Las flores deberán ser visitadas por las abejas y otros insectos polinizadores antes de que puedan dar fruto. En clima cálido y soleado hará que los frutos maduren unos 30 días después de que las flores hayan sido fertilizadas.

Protege las plantas de fresa de las heladas y de las aves mediante la creación de un aro que se puedas cubrir con una tela o la red contra los pájaros.

Un arco hecho de cercas de alambre podrá soportar una cubierta para la protección contra las heladas en primavera. Deberás quitar la tela cuando sea posible para fomentar las visitas de las abejas que ayudan con la polinización.

Solución de problemas

Las fresas de aspecto extraño pueden ser causadas por una mala polinización. También les puede pasar a las plantas de fresa que viven en climas fríos y húmedos.

Si su planta de fresa produce bayas deformadas, el clima puede ser el culpable. Las abejas tienden a permanecer en sus colmenas durante la lluvia y las temperaturas frías, lo que puede dificultar la polinización.

Las babosas o caracoles a menudo hacen agujeros en las fresas justo cuando empiezan a madurar. El abono orgánico, como la paja animan a que vengan las babosas, así que si tienes problemas con las babosas, un mantillo de plástico te puede ayudar. En verano, varias enfermedades fúngicas pueden causar manchas oscuras en las hojas. Recortar el follaje o rastrillar las malas hierbas en verano puede interrumpir los ciclos de vida de algunas plagas y enfermedades de la fresa. Con mucho, las peores plagas de las fresas son las aves. Para mantener a los pajaros alejados de tus fresas, lo mejor es cubrir las plantas con un red contra los pájaros, sobre todo cuando las fresas comienzan a madurar.

A veces, el fruto puede ser pequeño debido al calor y la sequía. Una vez que comience el riego y el tiempo mejore, la nueva fruta deberá ser de un tamaño normal.

Cosecha y almacenamiento

Las fresas de cosecha propia son más dulces y más tiernas que las compradas en la tienda. Coge las fresas por la mañana, cuando las frutas están más frescas y ponlas inmediatamente en la nevera. Espera hasta justo antes de comerlas o cocinarlas para enjuagarlas con agua fría. Las fresas adicionales pueden ser congeladas, secadas o convertirlas en mermelada o conservas.