Cómo plantar hierbabuena

Últimamente, cada vez más personas están empezando a entender como de limitada tanto en variedad, como en valor nutricional son nuestras dietas "modernas".

Cómo plantar hierbabuena

Esta toma de conciencia ha despertado un nuevo y generalizado interés en los usos culinarios y terapéuticos de las hierbas. Aquellas plantas que, aunque no muy conocidas hoy en día, fueron "invitados" honrados en las mesas y en los botiquines de las casas de nuestros abuelos.

La hierbabuena es una planta perenne, que a menudo crece salvaje en lugares sombreados y húmedos, pero también puede prosperar en tu propio jardín o maceta.

Pasos para plantar la hierbabuena

Esta hierba se distingue por un sutil color rojizo y su tallo amargo. Los matices rojos también son visibles en las hojas (que son verdes más oscuras, más grandes, menos arrugadas y más potentes que las de la menta) y pueden crecer hasta un metro de ancho, tienen una propagación de curva, en lugar de crecer hacia arriba. Las atractivas flores rosa-lavanda aparecen en espigas cilíndricas a finales de julio o agosto y producen pequeñas y redondas semillas negras. Éstas, sin embargo, no siempre se reproducen fielmente a la planta madre, así que es mejor para cultivar la hierbabuena a partir de esquejes (que generalmente erradican fácilmente cuando se colocan en el agua) o en otoño para plantar pequeños trozos de raíz a unos 5 cm de profundidad y a 15-20 cm de distancia.

La hierbabuena crecerá casi en cualquier lugar que esté fuera del calor del sol, pero prefiere un suelo moderadamente rico y sombreado, al menos parcialmente. Debido a que se extiende vigorosamente por los corredores subterráneos, es posible que desees cultivar la tuya en macetas que deben tener por lo menos 10 cm de profundidad o en el jardín, en camas rodeadas por juntas enterradas. Cuando se planta como un complemento de la col o entre los vegetales del género Brassica, la hierbabuena ayuda a disuadir la mariposa de la col blanca.

Asegúrate de que la hierbabuena recibe el agua suficiente por lo menos una vez a la semana y para promover el crecimiento más tupido, recorta la planta. Si deseas asegurar una larga cosecha, deberás mantener las flores a raya y no podrás recoger las hojas antes de que la hierbabuena mida 25 o 30 cm de alto o debilitarás la planta.

Para secar la hierbabuena, recoge las hojas por la mañana temprano antes de que el rocío se haya evaporado. Las hojas estarán en su mejor momento, justo antes de la floración, cuando el nivel de los aceites esenciales está en su apogeo. Cuelga los manojos boca abajo en la sombra caliente o sécalos en el horno a 65 grados Celsius y luego arranca las hojas de los tallos y almacénalas en frascos opacos con tapas herméticas. Las ramitas limpias y sin secar también se pueden congelar en bolsas de plástico. Para preparar una adición sabrosa y decorativa al ponche y al té helado, tan sólo tienes que añadir unas hojas al agua para rellenar una bandeja de cubitos de hielo.

Cómo plantar semillas hierbabuena en maceta

Té de hierbabuena, ensaladas y aderezos

Las hojas de hierbabuena, ya sean frescas o secas pueden agregar sabor a las ensaladas o cócteles de frutas y también saben deliciosas cuando se rocian sobre el helado o mezcladas con crema de queso. Un sabroso adobo que se puede hacer mediante la combinación de la vegetación fresca, con un poco de vinagre y agua. Y para hacer una salsa de hierbabuena, comienza por cocinar 1/2 taza de zumo de limón, 1/2 taza de miel, 1/4 taza de agua y 1/8 de cucharadita de sal durante cinco minutos. Después de eso, añade hojas de hierbabuena y deja que el líquido se cocine a fuego lento durante 10 a 15 minutos. Servir caliente con carne de cordero o de ternera.

El té de hierbabuena se ha utilizado como una bebida refrescante que también se dice que alivia la indigestión, los movimientos gastrointestinales y alivia las náuseas del embarazo, ayuda a calmar los nervios, induce el sueño y reduce los efectos de la postración por calor. Muchas personas creen que los tallos frescos y las hojas, mezclados con romero en un baño caliente, pueden aliviar la rigidez en las articulaciones y relajar los músculos cansados.