Cómo plantar orégano

Esta hierba versátil anima todos los platos, desde sopas a sorbetes. El orégano es una de las pocas hierbas que tiene un mejor sabor cuando se seca que cuando se come fresco.

Cómo plantar orégano

La fortaleza del orégano depende de la especie o subespecie, aunque algunos son resistentes a zonas frías y pueden soportar alguna helada moderada. En las zonas marginales, el orégano puede crecer como una planta anual o puede pasar el invierno en macetas en el interior de una casa.

Los miembros de la Culinaria de Origanum son fáciles de cultivar, ya que son plantas perennes que toleran una variedad de suelos, siempre que esos suelos estén bien drenados. Como la mayoría de las hierbas mediterráneas, necesitan un riego moderado y crecen mejor en un suelo de grava a pleno sol. Si el suelo retiene demasiada humedad, deberás plantar el orégano en camas o macetas. El exceso de humedad mata al orégano. La humedad, los períodos de lluvia excesiva o exceso de agua conduce a la pudrición de la raíz, lo que finalmente mata a la planta. Para evitarlo, enmienda el suelo con abundante materia orgánica para asegurar un mejor drenaje. Si tiene demasiada humedad tendrás un problema, deberás fomentar la buena circulación del aire, dando a tus plantas mucho espacio.

Las necesidades de fertilizantes del orégano son mínimas y a menudo inexistentes, especialmente si preparas el suelo con compost u otra materia orgánica. Ten en cuenta que las plantas cultivadas en macetas necesitan ser regadas y fertilizadas con más frecuencia que las plantas cultivadas en el suelo. Por lo general deberás abonar tus plantas en macetas cada 6 a 10 semanas durante la temporada de crecimiento. Poner una base de piedras en las macetas, ayuda a que el suelo se seque mejor.

Recolección

Puedes comenzar a recolectar el orégano cuando la planta mide aproximadamente 20 cm de alto. El sabor es más intenso justo antes de que las flores salgan. Las cosechas frecuentes producirán una planta tupida y mantendrá un follaje suculento. De hecho, es una buena idea cortar las plantas de nuevo para que midan 15 cm por lo menos dos veces durante el período vegetativo, dejando un amplio crecimiento en el otoño para sostener la planta durante el invierno.

Cómo sembrar orégano en casa

Secado

Se puede utilizar tanto seco como fresco, pero normalmente la gente lo prefiere seco. El secado se profundiza el sabor y lo suaviza, por lo que no es tan amargo. Para secar, corta el orégano por la mañana, después de que el rocío se haya secado. Cuélgalo en pequeños manojos boca abajo y ponlos en un lugar cálido y seco. Una vez que el orégano se haya secado (las hojas estarán crujientes), quita las hojas de los tallos y almacénalas entera en un recipiente de vidrio. Para conservarla en aceites esenciales, espera hasta justo antes de usarlas para cortarlas o aplastarlas.

Cocina

Dependiendo del tipo de orégano, el sabor puede ser muy fuerte, así que empieza con una pequeña cantidad y ve probando. Añade más si es necesario.