Cómo plantar semillas de tomate

Un huerto no está completo si no plantas tomates. Hay cientos de variedades para elegir, a continuación te presentamos algunas de ellas.

Cómo plantar semillas de tomate

Éstas son una pequeña muestra de variedades:

  • Cherokee Purple. Es un tipo de tomate aplanado y redondo, muy grande y con un exterior de color morado. Su calidad culiraria es muy buena. La planta puede medir 1,5 mts.
  • Optima. Es un tomate irregular con un color rojo intenso y una piel muy fina. El tamaño suele ser entre medio y grande y tiene una buena calidad culinaria.
  • Comanche. Es un tomate redondo como una bola, puede ser de un tamaño medio-grande, es rojo con rayas verdosas en el cuello del tomate. Es bueno para cocinar.
  • Liguria. Tiene forma de pera o corazón, es muy productivo, de buen sabor, ideal para confitar y de color rojo.
  • Kumato. Es de un color verde rojizo y es ideal para ensaladas.
  • Corazón de buey. Tiene forma de corazón, es de un color rosado-rojizo y es ideal para ensaladas.

Esto es sólo una pequeñísima muestra de algunas variedades de tomates. Puedes plantar variedades de tomate que producen exceso de fruta temprana o variedades para todo tipo de clima, incluyendo muchos que son resistentes a una o más enfermedades comunes del tomate. No te olvides de que hay tomates especialmente desarrollados para rebanar, conservar, untar, hacer zumos o rellenar.

Tipos

Para descubrir cuáles son las mejores variedades de tomate para tu jardín deberás realizar algunos experimentos, el clima y el gusto personal tendrán un papel importante también. Algunos tipos tempranos pueden estar listos para ser recogidos unos dos meses después de establecer las plantas en tu jardín, mientras que las variedades principales de temporada híbridas y de herencia pueden tardar hasta 80 días. Para ampliar tu temporada de cosecha, asegúrate de plantar algunos de cada tipo.

Hay muchas variedades estándar que están adaptadas para una variedad de usos, incluyendo para cortar en lonchas, enlatar y para hacer ensaladas. Los frutos grandes y carnosos son especialmente populares para rebanar. Los tomates italianos son los favoritos para cocinar, enlatar y para hacer zumos. Los tomates de tamaño reducido y dulces que puedes encontrar en una gama de varios colores son muy populares para las ensaladas.

Las plantas de tomate tienen dos formas básicas de crecimiento, llamadas determinadas e indeterminadas. Las tomateras de las variedades determinadas (a veces llamadas tomateras silvestres) crecen sólo de 30 a 90 cm de largo y el tallo principal y los tallos laterales producen alrededor de tres racimos de flores cada uno. Una vez que las flores se forman en la punta de la tomatera, la planta deja de crecer. Esto significa que los tipos determinados crecen durante aproximadamente un período de dos semanas y luego se detienen, lo que los convierte en una excelente opción para la industria conservera. Las tomateras indeterminadas crecen de 1,5 a 6 metros de largo. La mayoría producen unos tres racimos de flores en cada segunda hoja. Ellas siguen creciendo y produciendo a no ser que se detengan por las heladas, una enfermedad o por falta de nutrientes, lo que significa que puedes recoger tomates frescos toda la temporada. La poda es necesaria.

Cómo plantar semillas de tomate en maceta

Siembra

Los viveros y centros de jardinería ofrecen una amplia gama de variedades confiables, resistentes a las enfermedades. Pero si quieres tomar ventaja de la amplia gama de cultivares disponibles, tendrás que cultivar tomates con semilla. A menos que planees conservar muchos tomates de tu cosecha, de 3 a 5 plantas por persona suele ser una cantidad adecuada. Las semillas no utilizadas pueden durar 3 años.

A las 6 u 8 semanas antes de la última helada, siembra las semillas en planteles separados con un buen drenaje a una profundidad de al menos 2,5 cm. Las semillas germinan en aproximadamente 1 semana∫ cuando la temperatura del suelo es de 23° a 30° C. Si el suelo está a 15° C el proceso de germinación puede durar 2 semanas.

En la mayoría de lugares, hay un lugar soleado en el interior, como una ventana orientada al sur, que ofrece el ambiente cálido y húmedo para las plántulas jóvenes. Si no tienes ventanas soleadas, utiliza una bobina de calentamiento por calor inferior y un fluorescente. La falta de luz adecuada hará que las plantas de semillero salgan débiles.

Una vez que las plántulas emergen, mantén una temperatura no mayor de 21° C y riégalas con regularidad. Una vez a la semana, debes añadir al agua compost o emulsión de pescado. Desecha las plántulas débiles o enfermas. Cuando aparece el segundo grupo de hojas, transplántalas a macetas individuales o contenedores profundos (como vasos de plástico), entierra los tallos más profundamente de lo que se encontraban anteriormente. Cualquiera que sea contenedor que utilices, asegúrate de que tiene agujeros de drenaje en la parte inferior. Después de esto, riega las plántulas con menos agua y más sol. Al calentarse el clima, debes aclimatar las plantas antes de plantarlas en el jardín. Una vez más, descarta las débiles que podrían albergar alguna enfermedad.