Cómo plantar zanahorias

Las zanahorias anaranjadas son las más tradicionales, pero también puedes intentar cultivar zanahorias blancas, amarillas, carmesí o incluso zanahorias púrpuras o moradas. Más importante que el color, es elegir el tamaño de la raíz y la forma para adaptarse al suelo. El tamaño de la zanahoria y la forma varía según el tipo y hay cinco categorías principales. Las zanahorias de tipo bola, Chantenay y Danvers tienen formas en bloques que son compatibles con los suelos pesados ​​o poco profundos, mientras que las zanahorias delgadas como la Nantes y la Imperator necesitan, tierra suelta y profunda. Todos los tipos están disponibles en las variedades tempranas y tardías; muchas son resistentes a las enfermedades y a las grietas. Algunos catálogos no describen las zanahorias por tipo, sino que señalan para qué tipo de suelos van destinadas.

Cómo plantar zanahorias

Para producir la mejor cosecha posible, remueve la tierra todo lo que puedas y cava el doble o haz una cama levantada. El objetivo es que el suelo esté sin rocas o piedras sueltas. Si tienes un suelo muy pesado, deberás añadir mucho compost maduro.

Inicia la siembra de este cultivo de clima fresco, 3 semanas antes de la última helada esperada. Después de 2 o 3 semanas, ya podrás comenzar a plantar. La mayoría de los cultivares tienen de 70 a 80 días para madurar, por lo que siembran su última siembra 2 a 3 meses antes de la primera helada. En zonas más cálidas, las zanahorias se pueden plantar también en otoño o invierno.

Debes rastrillar el suelo libre de piedras. Poner las pequeñas semillas. Es más fácil plantarlas en filas. Puedes poner unas seis semillas cada 8 centímetros. Éstas necesitarán de 1 a 3 semanas para germinar (germinan más lentamente en el suelo frío que en caliente), por lo que puedes colocar también unas cuantas semillas de crecimiento rápido para marcar las filas. Cubre las semillas con 1 o 1,50 centímetros de compost de cribado, es decir, una mezcla de tierra o arena. Debes regar con delicadeza para evitar que las semillas se muevan mucho. Es vital mantener el suelo continuamente húmedo para mejor germinación.

Pautas de cultivo

Estas pautas son tanto para la plantación en suelo como en macetas. Debes plantarlas a 8 centímetros de distancia, nunca a menos, ya que las zanahorias muy juntas, dan como resultado zanahorias torcidas.

Si estás preocupado por el posible efecto que los fertilizantes químicos pueden tener sobre tu salud, considera el uso de un fertilizante orgánico. Muchos fertilizantes orgánicos están formados por emulsión de pescado o algas.

La humedad debe ser uniforme en toda la plantación. Debes quitar las malas hierbas para que no les quiten los nutrientes a tus zanahorias. Lo mejor es que es suelo siempre esté humedo, pero si se te seca, debes volver a humedecerlo de nuevo poco a poco durante un período de días. Muchas agua de golpe puede hacer que las raíces se separaren. Las zanahorias se dañan fácilmente cuando están creciendo, por ese motivo, cuando quites las malas hierbas debes ir con cuidado. La raíz de la zanahoria debe estar completamente cubierta por la tierra, ya que si se queda fuera, se vuelve verde y amarga.

Siembra

  • Planta las semillas al aire libre de 3 a 5 semanas antes de la fecha de la última helada de primavera.
  • Asegúrate de que el suelo está libre de piedras; las zanahorias necesitan tierra profundamente labrada para crecer.
  • ¿Alguna vez has visto una zanahoria que le han crecido "piernas" o que tiene forma de horquilla? El estiércol fresco o incluso el estiércol descompuesto, puede causar zanahorias con raicillas laterales. No lo uses antes de plantar tus semillas.
  • Planta las semillas a no menos de 8 centímetros de distancia las unas con las otras y en filas. Las filas deben estar separadas por lo menos unos 30 cm.
Cómo cultivar zanahorias

Cuidado

  • Pon una tela para retener la humedad, que germine demasiado rápido y para proteger las raíces del sol.
  • El suelo debe estar bien drenado y suelto para prevenir la bifurcación y el retraso del crecimiento de las raíces.

Plagas

  • Gusanos de alambre.
  • Escarabajos.
  • Mosca de la zanahoria.
  • Pulgones.
  • Gusanos grises.
  • Nemátodos.

Enfermedades

  • Mildiu (Plasmopara nivea).
  • Oidio (Erysiphe umbelliferarum, Leveillula taurica).
  • Picado o Cavity Spot (Pythium violae, P. sulcatum, P. intermedium, P. rostratum).
  • Quemadura de las hojas (Alternaria dauci).

Cosecha/almacenamiento

  • Las zanahorias están maduros al cabo de 2 meses y medio y cuando ya miden más de 1 cm de diámetro.
  • Puedes dejar las zanahorias maduras en el suelo durante el almacenamiento si el suelo no se congela.
  • Para almacenar las zanahorias recién cosechadas, debes desenroscar la parte superior, lavar el matorral con agua fría, dejar secar y sellar en bolsas de plástico herméticas y refrigerar.
  • Las zanahorias se pueden almacenar en tinas de arena húmeda para el invierno.

Nota: Las zanahorias son plantas bienales. Si las dejas en el suelo, las copas van a florecer y producirán semillas para el segundo año.